infantil

Un juego de lógica: Fantasma Blitz, las 12 menos 5.

Hace unos días tuvimos cumpleaños en casa, ocasión para incorporar otro juego a nuestra colección. Visto el éxito que tuvo este verano el Dobble

Modelado e impresión 3D en... educación infantil

No es que vayamos a poner a diseñar piezas complejas a los niños, ni que haya que introducir obligatoriamente en el aula la impresión en 3D si nos queremos llamar innovadores

El UNO y Mi primer UNO (juegos de cartas)

En mi imaginario particular, el UNO siempre ha sido uno de los juegos piscineros o veraniegos por excelencia.

Catán junior (juego de mesa)

Las primeras partidas con los peques me resultaron algo confusas. No porque las reglas fueran complicadas, que no lo son en demasía, sino porque no estaba seguro de qué me parecía el juego

Juego del chi, chip, chin o chis... para el aprendizaje de la secuencia numérica

No sabía muy bien cómo titular esta entrada. Más que nada, porque en cada sitio se les ocurre un nombre distinto para este juego.

Tubo matemático (math spinner)

Vuelvo a tener fina la máquina 3D, y eso significa que voy a ir imprimiendo manipulables para matemáticas. Tengo cosas que imprimí el curso pasado

Máquinas de sumar

La realización de esta graciosa máquina de sumar es cosa de los tíos de mis pequeñuelos, que se han ganado un puntazo.

Comecocos de papel matemáticos

¿Quién no ha jugado alguna vez a los comecocos de papel? Bueno, pues resulta que están de moda como recurso didáctico en prácticamente cualquier materia. El juego más sencillo que podemos plantear es el de preguntas y respuestas, que puede jugarse de forma individual o por parejas. De esta manera, una vez elegido número y color, se lee la pregunta y, para ver si la respuesta es correcta, basta con desplegar.

Torres de números

Curioso juego que nos describen en el blog Be the thread. Aunque en la foto hayamos empleado regletas de Cuisenaire, de las que ya hablaremos en posteriores artículos, se puede jugar con piezas de construcción o con cualquier juego de bloques. Casi mejor si los bloques pueden unirse, aunque da igual. Si no se unen, se trabaja también la psicomotricidad fina ;). Con este juego se trabaja el conteo, al tener que montar las torres, la identificación de los símbolos numéricos y la suma.

Contar y días de la semana con _Una oruga muy hambrienta_

*The Very Hungry Caterpillar* (Eric Carle, 1969) es un libro para niños pequeños que es una delicia.