¿Tienes un cuadrado irregular de papel y quieres hacer un cuadrado perfecto?

Lo que viene a continuación es una versión blog o desplegada de este hilo de Twitter.

¿Tienes un pedazo irregular de papel y quieres hacer un cuadrado perfecto? Atento al método de Fröbel. #origami y #matemáticas

Doblamos por en medio, por donde nos venga bien para aprovechar al máximo el papel. Bien, tenemos una línea recta, cosa que no teníamos antes.

Volvemos a doblar de forma perpendicular a la línea recta creada en el punto anterior.

Plegamos siguiendo un ángulo en 45° tomando como vértice el ángulo recto recién formado.

Ahora marcamos con la tijera en un punto. La distancia entre este punto y el vértice será media diagonal del cuadrado final.

Doblamos por el pliegue ya hecho (el de los 45°), de manera que trasladamos esa distancia sobre la línea recta correspondiente a la otra diagonal. Cortamos entre esos dos puntos, equidistantes al vértice del ángulo recto.

Se trata de una construcción que parte de que el cuadrado es un cuadrilátero cuyas diagonales son de igual medida, perpendiculares y se cortan por la mitad.

Lo he contado tal y como aparece en “Origami para expertos” (Origami for the Connoisseur) de Kasahara y Takahama. También sale en las obras completas de Friedrich Fröbel.

Para posibles ojos expertos que vean estas fotos. Sí, todavía no dominamos la técnica de hacer papel sándwich. Estamos en vías de conseguir plantillas cuadradas de metacrilato para facilitar el corte y no recurrir al bueno de Fröbel. Y prometemos mejorar el tema de las arrugas.

El patrón de marcas que queda en el cuadrado final es así.

Avatar
Pablo Beltrán-Pellicer
Didáctica de las Matemáticas

Universidad de Zaragoza

Relacionado