Matemáticas y papiroflexia: un triángulo equilátero

Lo que viene a continuación es una versión blog o desplegada de este hilo de Twitter.

Matemáticas y papiroflexia #origami. Ayer, uno de mis padawans me pidió un triángulo equilátero para plegar el monicaco de Luis Bas del “Libro de las pajaritas de papel” (Grupo Riglos).

No es lo habitual (ortodoxo), que es empezar por un cuadrado, aunque siempre es interesante explorar estas variaciones. Bueno, al lío. Al comienzo del libro aparece el método para hacer un triángulo equilátero. En cambio, le dije, vamos a pensarlo un poquito a ver si nos sale.

  • ¿Qué sabemos del triángulo equilátero?
  • Que los lados son iguales.
  • ¿Te parece que uno de los lados sea este [el borde inferior]?
  • Bien, vamos a doblar por la mitad. ¿Qué le pasa a este punto?
  • Está en el medio.
  • Eso es, está a la misma distancia de las esquinas.

  • Queremos que otro lado quede más o menos por ahí. Así que tenemos que llevar la distancia de lado inferior ahí. ¿Cómo lo hacemos?
  • ¿Con la regla?

  • Mejor, con el compás. Mira. Y mejor aún, ya que estamos con un pliegue.

Marcamos el pliegue correspondiente para hacer el otro lado, desplegamos y ya tenemos ahí un maravilloso triángulo equilátero.

Este de aquí:

Un libro con muchos resultados y conexiones entre matemáticas y papiroflexia es el de Jesús de la Peña.

Avatar
Pablo Beltrán-Pellicer
Didáctica de las Matemáticas

Universidad de Zaragoza

Relacionado