¿Qué pasa con los números romanos?

Lo que viene a continuación es una versión blog o desplegada de este hilo de Twitter.

Esto que se levanta uno y ve el tuiter on fire con los números romanos. Y entonces, el tuiter se divide en dos clases de personas. Resulta que en el aprendizaje de las matemáticas hay por lo menos dos factores que se relacionan con los sistemas históricos de numeración. Mini Hilo

Uno, la apreciación de las matemáticas. Como producto cultural, por su belleza, relación con el progreso, formas de pensamiento, etc. Otro, con el desarrollo del sentido numérico y la comprensión de nuestro sistema de numeración posicional.

Al final enlazaré ejemplos de actividades sobre numeración.

Los números romanos tienen una preponderancia excesiva y ocurre que no es el sistema histórico más apropiado con el que empezar a «comparar» nuestro sistema posicional.

Pareciera que están en el currículo para saber leer siglos, reyes y relojes. Y para eso no hace falta un tema entero.

No conviene empezar con los romanos porque presentan muchas peculiaridades. Primero habrá que distinguir el papel que juega la base de numeración, por ejemplo. Y qué es un sistema aditivo. Los números egipcios son un sistema aditivo de base 10 sin excepciones.

Los romanos tienen dos bases. 10 como principal y 5 como auxiliar. Y a eso se añaden sus conocidas excepciones para reducir la cantidad de símbolos escritos. Todo eso hace que su enseñanza muchas veces se centre en esa sintaxis.

Propuestas alrededor de los sistemas históricos se pueden hacer muchas y muy interesantes. Hoy en día nos parece muy sencillo nuestro sistema de numeración, pero no lo será tanto cuando costó muchísimo que apareciera. Incluso ya llegado a Europa, costó su aceptación.

Créditos

Imagen destacada obtenida de UnSplash

Avatar
Pablo Beltrán-Pellicer
Didáctica de las Matemáticas

Universidad de Zaragoza

Relacionado